Operaciones entre socios profesionales, personas físicas y entidades vinculadas

La valoración de las operaciones entre socios profesionales, personas físicas y entidades vinculadas ha sido un tema controvertido que ha sufrido  modificaciones legislativas a lo largo del tiempo.

La última modificación es el Real Decreto 1793/2008 de 3 de noviembre que modifica el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades fijando los criterios para determinar cuando una operación se realiza a valor de mercado y regulando el ajuste que tendría que realizar la Administración en caso de que la operación no fuera considerada realizada a precios de mercado.

Para poder gozar de dicha presunción destacan, el que se trate de una empresa de reducida dimensión en la que más del 75% de sus ingresos procedan del desarrollo de actividades profesionales disponiendo, además de medios materiales y humanos para ello. Por otro lado, el resultado del ejercicio, previo a la deducción como gasto de las retribuciones de los socios profesionales,tiene que ser positivo y que los socios deben obtener una retribución no inferior al 85% de ese resultado positivo previo. De esta manera se traslada la mayoría del beneficio de la compañía a los socios que lo deberán incluir en su IRPF.

Ahora bien, aunque dichos requisitos no se cumplieran, la Administración podría igualmente valorar las operaciones realizadas entre el socio y la sociedad, realizando en su caso los ajustes necesarios.

De esta manera mediante la recalificación de los excesos o defectos de valoración como retribuciones de fondos propios, utilidades, rentas o aportaciones de los socios se pretende conseguir que la tributación global socio-sociedad sea muy próxima a la que habría tenido el profesional en su IRPF  sin la mediación de sociedades.

Tags: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)